• Publicado el Jueves, 1 de Enero del 1970
  • Visto 227


Por: DR GUY JOSE BENDAÑA GUERRERO

Mi segundo encuentro fue, en realidad, el 6 de julio de 2005. Había aceptado la invitación del GM Bent Larsen para jugar la segunda partida de nuestro match. Ese día me acompañaron el Dr. Claudio Javier Gonçalves, candidato a maestro y el Maestro FIDE Daniel Alpern. En esta ocasión el GM Larsen condujo las piezas blancas y planteó la apertura que lleva su nombre, la cual se inicia con el fianquetto del flanco de dama. Nimzowitsch la jugó tres veces en la década de los años veinte del siglo pasado. También fue adoptada por el jugador italiano-peruano Esteban Canal en la década de los cincuenta, del siglo pasado. Sin embargo, es acertado llamarla Apertura Larsen, en homenaje del GM danés Bent Larsen, quien ganó casi un 85 por ciento de las partidas en las que la jugó, al más alto nivel, durante las décadas de los sesenta y setenta, del siglo pasado, en su deslumbrante carrera ajedrecística. Gracias a él, esta apertura es considerada respetable y confiable, no obstante que goza de poca popularidad. Los excelentes resultados del GM Larsen, se vieron opacados con la victoria de Boris Spassky contra él en Belgrado, durante el match URSS contra el Resto del Mundo. Sin embargo, después de su rápida caída frente a Spassky en Belgrado en marzo de 1970, Larsen desafió la gravedad cuando se encontró de nuevo con Spassky algunas semanas más tarde, en la ciudad holandesa de Leiden. En esa ocasión Larsen protegió la casilla b4 con 6.a3!? y contuvo al entonces campeón mundial ruso produciéndose un empate en 34 movimientos. Nuestro comentarista estelar, AI Hamlet Danilo García Rojas ha decidido comentar la partida, por dos razones que lo acercan al Gran Danés: 1) Es gran admirador de él, cuyas partidas ha estudiado con muchísimo placer y 2) Larsen era llamado por la prensa “El Príncipe de Dinamarca”. Según Kasparov, no solo por sus arrolladores éxitos, sino también por cierto sino trágico y nuestro amigo Hamlet es tocayo del trágico príncipe de Dinamarca quien, según Shakespeare, se preguntó: “To be or not to be? That is the question” Varios ajedrecistas, admiradores de Larsen, nos invitaron a cenar, después de concluida la partida. Durante mi estadía en Buenos Aires, el MF Daniel Alpern, pianista y crítico de ópera me invitó a la presentación de la ópera “El oro del Rhin”, del compositor germano Richard Wagner, en el Teatro Colón. Debido a que Daniel y Claudio no tomaron fotografías durante la partida, para no perturbar a los jugadores, puse las fotografías que aparecen a continuación.

DESCARGAR PDF