• Publicado el Viernes, 30 de Agosto del 2019 12:00:00 AM
  • Visto 124


Por: DR GUY JOSE BENDAÑA GUERRERO

Raymond Keene y Nathan Divinsky, en su interesante libro “Warriors of the Mind” (Guerreros de la mente), señalan que la fama del Gran Danés se debió, aparte de los numerosos primeros premios que consiguió en torneos internacionales, a su “longevidad” a nivel de semifinal de los ciclos de Candidatos. En 1965 fue eliminado por Tal en la semifinal, en 1968 por Spassky y, en 1971, por Fischer. Esta última derrota definitivamente alejó a Larsen de toda posibilidad real de ser desafiante por el título mundial. Sin embargo, su record de seis años como semifinalista mundial impresiona profundamente. También debe recordarse que Larsen fue el primer tablero del “Resto del Mundo”, sobre Fischer, que fue el segundo, en el histórico match, celebrado en Belgrado, Yugoslavia, en 1970, entre la Unión Soviética y “El Resto del Mundo”. El ex campeón mundial Garry Kasparov, en el volumen 4, de su magnífica obra, “Mis geniales predecesores”, le dedica el capítulo titulado “El Príncipe de Dinamarca”, que fue el sobrenombre que le puso la prensa, la cual también lo calificó como el “frío asesino del tablero de ajedrez”, debido a sus grandes triunfos.